martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

01 de junio de 2011

Cinco Días

Trabajo prepara la reforma de convenios ante la falta de pacto

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, está preparado para llevar al Consejo de Ministros del 10 de junio una reforma de los convenios sin el respaldo de un acuerdo entre patronal y sindicatos, cuyas negociaciones están a punto de romperse.

Hoy se vuelven a ver las caras los máximos representantes de CC OO, UGT y CEOE-Cepyme para intentar salvar in extremis el acuerdo sobre la reforma de la negociación colectiva.

Sin embargo, ninguna de las partes es optimista al respecto, después de que la reunión del lunes terminara con un giro inesperado en las peticiones patronales, ya que los empresarios recuperaron su programa de máximos en la negociación, con el consiguiente retroceso en lo ya pactado. Es más, el acuerdo estaba avanzado hasta el punto en que los negociadores habían llamado a Valeriano Gómez para que se incorporara al final de la reunión y presentarle el pacto, según explicó ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

Este cambio de los representantes patronales obedece, en principio, al mandato de la junta directiva de CEOE, que consideró la semana pasada que el borrador del acuerdo al que habían llegado los negociadores empresariales, encabezados por su presidente, Juan Rosell, no respondía a las expectativas de la patronal. Sobre todo, a sectores vinculados a la construcción, la industria y la confederación de empresarios madrileños.

Además, los sindicatos acusan a CEOE de haber forzado este retroceso en la negociación al considerar que el actual Gobierno no va a tener tiempo ni la aritmética parlamentaria necesaria para aprobar una reforma en profundidad de los convenios; y, en consecuencia, reprochan a los empresarios que confíen en que un futuro Ejecutivo del PP sea el que haga la reforma que quieren los empresarios.

El propio ministro de Trabajo comparte esta interpretación. Así, Gómez aseguró ayer, en una entrevista a Servimedia, que el resultado electoral de las municipales "ha podido influir en la posición de unos y de otros, sobre todo de los empresarios". Si bien añadió que "si alguien en CEOE piensa que es mejor esperar a un cambio político se equivoca", porque, según añadió, una victoria del PP es solo una "hipótesis" y la realidad es que España necesita la reforma de los convenios cuanto antes.

Los cambios que vienen

La reforma que prepara Trabajo recogerá, según Gómez, un "equilibrio" entre las posiciones patronales y sindicales. Así, en dos de los aspectos más polémicos: la prórroga automática de los convenios cuando estos terminan su vigencia y no hay acuerdo para su renovación (conocida como ultraactividad), y la flexibilidad interna, sobre todo a la hora de hacer descuelgues salariales, la intención de Trabajo es que la ley remita ambos asuntos a mecanismos de arbitraje. Si bien esto ya existe en cierto modo en la actualidad.

La cifra
10 de junio es la fecha señalada por el Ejecutivo para legislar sobre los convenios si no se logra un consenso social previo.

6-8 meses es el plazo máximo dado por CEOE para que continúe la vigencia de un convenio ya expirado.

20 días por año es la indemnización por despido que pretende recuperar CEIM con su propuesta de contrato único.

Alerta ante la caída del empleo indefinido
El último boletín mensual del Banco de España advirtió ayer de la caída interanual del 7,7% en abril de los contratos de fomento del empleo indefinido -que tiene una indemnización por despido de 33 días por año trabajado-, lo que "quiebra" la tendencia que se observaba desde la entrada en vigor de la reforma laboral.

Según el organismo supervisor, con la entrada en vigor de la reforma laboral en la segunda mitad de 2010 se ocasionó "cierto desplazamiento" de la contratación ordinaria indefinida -indemnizada con 45 días por año trabajado- hacia la de fomento.

La entidad destaca, basándose en datos de la encuesta de población activa (EPA), que la destrucción de empleo durante el primer trimestre del año afectó con mayor intensidad a los trabajadores con contrato indefinido, con un descenso del 1,4% en tasa interanual. Por el contrario, la contratación temporal aumentó un "moderado" 0,7%, algo que no ocurría desde el último trimestre de 2006, señala.

Para el Banco de España, el peor comportamiento de la contratación indefinida también rompe la pauta observada desde que se inició el proceso de destrucción de empleo, en el tercer trimestre de 2007, y ha provocado un aumento de la temporalidad en casi medio punto, hasta situarse en el 24,8%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad