domingo, 17 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de abril de 2011

Cinco Días

Alimentos y hoteles mantienen la inflación en máximos desde octubre de 2008

La tasa anual se mantiene en el 3,6%

La inflación española no da tregua. Impulsada por los precios del petróleo y los alimentos, la tasa anual del IPC se consolidó en marzo en el 3,6% y marcó máximos desde octubre de 2008 por segundo mes consecutivo, según los datos del INE publicados hoy. El Indice de Precios de Consumo (IPC) subió siete décimas en marzo con respecto a febrero y la tasa interanual se mantuvo en el 3,6%, debido a la subida de los alimentos y bebidas no alcohólicas. De esta forma, la tasa anual, que coincide con la avanzada por el indicador adelantado del IPC, publicado el pasado 30 de marzo, alcanza por segundo mes consecutivo su valor más elevado desde octubre de 2008.

La inflación prosigue la tendencia alcista iniciada a comienzos de año como consecuencia del encarecimiento del crudo a raíz de las revueltas en el mundo árabe. En febrero el IPC escaló al 3,6% desde el 3,3% de enero.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se situó en marzo en el 1,7%, una décima por debajo de la registrada en febrero. Por su parte, el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) marcó en marzo su tasa anual en el 3,3%, una décima menos que el mes precedente.

El organismo estadístico achacó la evolución de la inflación interanual a los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual subió tres décimas y alcanzó el 1,8%, debido al alza de los precios del café, cacao e infusiones y frutas frescas. Los hoteles, cafés y restaurantes también influyeron en la evolución interanual de los precios, ya que su tasa anual aumentó una décima y se situó en el 1,8%, impulsada por el alza de los precios de los hoteles y otros alojamientos.

En cambio, el grupo de ocio y cultura descendió ocho décimas y la tasa anual se colocó en el -1%, como consecuencia del menor aumento de los precios del viaje organizado. El transporte cayó una décima, hasta el 9,8%.

En cuanto a la evolución mensual, destacaron las subidas del vestido y calzado (3,6%), transporte (1,5%), otros bienes y servicios (0,5%), vivienda (0,4%), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3%) y hoteles, cafés y restaurantes (0,3%).

Dependencia energética

En España, con una elevada dependencia energética, la subida del petróleo tiene un mayor impacto inflacionista. Así, se sitúa entre los países del euro con mayores tasas de inflación. Alemania mantiene su inflación en el 2,1%, mientras que en Francia se coloca en el 1,7% y en Italia, en el 2,4%.

Asimismo, se aleja del objetivo de inflación fijado por el BCE, del 2%, al igual que otros países como Reino Unido, donde el IPC se situó en el 4% en marzo pese a bajar desde el 4,4% del febrero y dobla el techo recomendado por el gobierno y el Banco de Inglaterra.

Las últimas proyecciones económicas del FMI sitúan la inflación española en el en el 2,6% este año y el 1,5% el próximo.

El mercado permanece atento a las cifras de inflación de los países del euro, cuyo avance en los últimos meses motivó precisamente que el pasado jueves el BCE elevara un cuarto de punto los tipos de interés, hasta el 1,25%, para contener las presiones inflacionistas.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad