jueves, 19 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

07 de abril de 2011

Cinco Días

Quién gana y quién pierde con una subida de tipos

Una subida de los tipos de interés tiene sus pros y sus contras. La banca y los ahorradores salen beneficiados, mientras que el consumo y los endeudados son los principales perjudicados.

El avance de la inflación en la eurozona preocupa al BCE, que tratará de contenerla aplicando una subida de los tipos de interés este jueves. Está por ver si supondrá la primera de una serie de subidas a lo largo del año. El mercado da por hecho hoy un incremento de los tipos en 25 puntos básicos, hasta el 1,25%, y contempla nuevas subidas hasta terminar el año en el 1,75%.

El cambio de rumbo en la política monetaria después de casi dos años con las tasas rectoras en mínimos históricos tiene ventajas y desventajas. Afectará a los agentes económicos, aunque no de igual manera; unos saldrán beneficiados y otros, perjudicados. En el lado ganador se sitúan la banca y los ahorradores en detrimento del Estado, el consumo, la inversión y los deudores.

Se incrementa el coste financiero para el Estado

Los analistas aseguran que un alza de los tipos es claramente contraproducente para España y otros países endeudados como Portugal, Irlanda o Grecia. Sin embargo, es deseada por Alemania, que presenta una clara recuperación de la economía y del empleo y presiona para evitar la compra de deuda pública por parte del BCE.

Para la economía española será como poner piedras en el camino hacia la recuperación. Por un lado, se incrementará el coste financiero del Estado, ya que tendrá que pagar más intereses por su deuda. En condiciones normales, un alza de los tipos rectores desplaza hacia arriba la llamada curva de los tipos de interés, lo que encarece la financiación en los plazos de deuda. Por otro, dificultará el crecimiento y los compromisos de déficit.

Gregorio Izquierdo, director de estudios del IEE y profesor titular de economía aplicada de la UNED, asegura que supondrá un coste en términos de crecimiento económico. Estima que restará 3 ó 4 décimas al avance del PIB.

Carlos Orduña, presidente de economistas del Consejo General de Colegios de Economistas de España, explica que en un momento de débil crecimiento como el que atraviesa España una subida de tipos perjudica más que beneficia, aunque mantiene más a raya la inflación -se ha disparado al 3,6% y supera con creces el objetivo del 2% fijado por el BCE-. "España va a contracorriente respecto a Europa porque es un país muy endeudado con una inflación elevada y sin crecimiento", afirma.

Entre las ventajas, Izquierdo considera que "se avanzará hacia la normalización de la política monetaria tras un paréntesis forzado por la crisis, lo que además mejorará la credibilidad del BCE". Concluye además que "es una señal a los países para que aceleren las reformas" y un aviso de que la política de tipos bajos "no es indefinida en el tiempo".

Agrava el endeudamiento

El impacto sobre el esfuerzo financiero es considerable en un contexto de un ya elevado endeudamiento de familias, empresas y administraciones públicas. Las cuentas financieras del Estado, disponibles en el Banco de España, revelan que los hogares tienen deudas por importe de 957.256 millones de euros.

Los hipotecados son los grandes perjudicados. Las subidas del euríbor, que adelanta los movimientos al alza en los tipos, encarecen las hipotecas. En España, la mayoría de los préstamos hipotecarios están referenciados a este índice que, según algunos expertos, podría terminar el ejercicio en el entorno del 2,5%, lo que elevaría la factura financiera a las familias en 6.000 millones de euros.

Lastra el consumo y la inversión

Unos intereses más altos influyen negativamente en el consumo y la inversión. Las familias, y especialmente los hipotecados, ven reducida su renta disponible al tener que destinar más dinero al pago de sus deudas. Esto, unido al elevado paro que padece España, reduce el consumo.

Asimismo, unos mayores costes de financiación frena la solicitud de créditos para invertir, por lo que muchos proyectos de inversión quedan paralizados o incluso descartados.

Incrementan los márgenes de la banca

El sector financiero se ve beneficiado en la medida en que se incrementa el margen de intermediación, que es la diferencia entre los tipos activos y los pasivos. Con un euríbor al alza, no solo se elevan las cuotas mensuales de los hipotecados sino que además se encarecen los créditos nuevos para la compra de vivienda. Al subir los tipos del activo, la banca recompone en parte el margen de intereses castigado por las altas remuneraciones en los depósitos.

Valga como ejemplo Brasil, un país emergente que crece a un ritmo del 8% y donde los tipos nominales de interés son muy superiores a los habituales en Europa, lo que proporciona a los bancos un mayor margen de interés. Allí, la banca cobra un 11% por los préstamos y abona un 5% por los depósitos.

Gregorio Izquierdo explica que tradicionalmente el sector financiero tiene mayores márgenes con tipos altos. Pero matiza que "en la actualidad este efecto no será tan visible porque todavía no está resuelta la normalización del sector y existen riesgos para las entidades más vulnerables". Reitera que "la banca opera mejor con tipos más altos", pero en pleno proceso de reestructuración de las cajas se agravan las tensiones. "La subida del euríbor contribuye a mejorar los márgenes, pero también eleva los riesgos de morosidad", asevera.

Se paga más por el ahorro

Atendiendo a sus necesidades de financiación, bancos y cajas se han enzarzado desde hace meses en una guerra del pasivo que no tiene visos de relajarse, a tenor de los últimos y agresivos intentos por captar el ahorro. Santander ha vuelto a revolucionar el sector al lanzar hace unos días un depósito meses remunerado al 4,5%. Otras entidades superan incluso el 5%.

Los españoles tienen 846.600 millones de euros en depósitos, según los datos del Banco de España. La subida de tipos permitirá una mayor remuneración del pasivo, lo que beneficia a los ahorradores.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad