martes, 22 de octubre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

04 de marzo de 2011

Cinco Días

La patronal Seopan augura tres años más de crisis en la construcción

Informe anual del sector

El pasado ejercicio fue nefasto para la actividad constructora, ya que cerró con una caída de la producción del 10,8%, sustentada sobre todo en el descenso del negocio residencial en un 16,5% y el desplome del 13,5% en la obra civil, según las cifras elaboradas por la patronal de las grandes constructoras Seopan. Pero lo peor es que estas fuentes no esperan que la situación mejore en los próximos tres años.

"Dada la actual situación de la demanda, tanto pública como privada, y hasta que no se recupere el crédito, no esperamos que la actividad vuelva a niveles positivos", explicó ayer el presidente de Seopan, David Taguas, durante la presentación del informe anual del sector. Por este motivo, las empresas otorgan tanta importancia a la inminente licitación de proyectos valorados en más de 9.000 millones pertenecientes al Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI).

No obstante, el ajuste aplicado por el Estado es tan severo, y la capacidad de las administraciones locales (regiones y ayuntamientos) tan exigua que este 2011 será también muy negativo. Seopan calcula que la inversión de los dos grandes ministerios licitadores de proyectos, Fomento y Medio Ambiente, finalizará este ejercicio en el entorno de los 14.700 millones, lo que supone unos 5.200 menos que el máximo alcanzado en 2009 (-26%).

Así, la actividad total se anotará este 2011 otro descenso del 10%, el cuarto consecutivo tras los registrados en 2008, 2009 y 2010. Durante este año, la mayor corrección que esperan las constructoras será la del mercado de obra civil, cuya contratación esperan que retroceda entre un 19% y un 22% (más de lo que lo hizo en 2010). Mientras, la actividad residencial permanecerá un año más en tasas negativas, aunque cada vez más moderadas, ya que rondarán entre el -4% y el -7%.

En términos de empleo, Taguas puso de manifiesto cómo en el periodo 2007-2010 se han destruido más de un millón de empleos en el sector y para este año espera otro recorte de 93.600 puestos de trabajo. Así, la construcción representa ahora el 12,7% del PIB frente al 18% de 2007.

Nueva directiva de morosidad
Entre los asuntos que preocupan a Seopan y que incidirán en la capacidad de las constructoras para sortear la crisis, David Taguas destacó dos: la Ley de Morosidad y la dualidad existente entre la normativa contable española y la internacional.

Para ambas cuestiones reclamó al Gobierno que encuentre una solución satisfactoria. Advirtió que la última directiva europea de morosidad establece que "las partes deben seguir teniendo la posibilidad de acordar plazos de pago superiores a 60 días", por lo que exigió su transposición. En materia de contabilidad pidió aclarar la dualidad existente.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad