miércoles, 14 de abril de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

24 de febrero de 2011

Cinco Días

El temor a la falta de suministro en Libia dispara el petróleo hasta los 111 dólares

El barril de crudo se disparó ayer un 5,2%, la mayor subida desde septiembre de 2009, y superó la barrera de los 111 dólares ante la escalada de la violencia en Libia. Las petroleras Repsol, Total y Eni han anunciado la paralización de su producción.

El trágico balance del conflicto libio será un baño de sangre". Con esta frase ilustró ayer el titular de Exteriores de Italia, Franco Frattini, la preocupación que reina en el mundo ante la escalada de la violencia y de la represión por parte del presidente libio, Muamar el Gadafi, contra los manifestantes. Según las primeras estimaciones podría haber más de 1.000 muertos. "No tenemos noticias sobre el número exacto de muertos, pero la cifra de mil es verosímil", dijo ayer Frattini en Roma.

Y esa preocupación se ha extendido inmediatamente a las compañías petroleras extranjeras implantadas en esa nación. A la salida de Repsol YPF se unió ayer la de la francesa Total y la italiana Eni, que anunciaron el cese parcial de sus actividades a la espera de que se calme el conflicto. Una fuga de empresas que ha hecho saltar las alarmas ante una posible falta de suministro en uno de los grandes productores mundiales. Libia extrae 1,58 millones de barriles de petróleo diarios, lo que supone el 2,1% de la producción mundial, y cuenta con unas reservas estratégicas de 44.300 millones de barriles, un 3,3% del total mundial.

El temor a la falta de oferta en Libia disparó ayer el precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europea, superó la barrera de los 111 dólares y se encareció un 5,2% en solo una jornada, lo que supone el aumento más elevado desde septiembre de 2009 y el precio más alto desde septiembre de 2008. Y esta tendencia puede seguir a corto plazo si persisten los conflictos en el Norte de África o en Oriente Próximo, donde se concentran gran parte de la producción y de las reservas mundiales. De hecho, el banco de inversión Nomura advirtió ayer que si las revueltas persisten, el precio podría elevarse a 220 dólares.

En paralelo se ha iniciado la repatriación de los ciudadanos extranjeros residentes en Libia. Francia y Rusia han sido los primeros en empezar a trasladar a los contingentes, mientras que España culminará ese proceso el viernes, una vez que ayer llegaron a Madrid los cerca de 70 ciudadanos que volaron en un vuelo regular de la compañía Libyan Airlines fletado por la compañía Repsol YPF.

Al mismo tiempo, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, avanzó ayer que el Consejo de Ministros que se celebrará mañana estudiará la renovación del plan de ahorro energético 2008-2012 y descartó que puedan surgir problemas de suministro. Libia es el tercer mayor proveedor de crudo de España, con un 12,7% del total, tras Irán (13,7%) y Rusia (13,1%).

La UE, dispuesta a sancionar
La Unión Europea endureció ayer el tono hacia el régimen del coronel Muamar Gadafi pero los 27 países del club no lograron acordar sanciones contra el régimen libio. La reunión convocada por la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, se limitó a ratificar "la suspensión de las negociaciones con Libia para un acuerdo marco". En un comunicado de prensa, Ashton añadió, además, que la UE "está dispuesta a tomar otras medidas" contra Trípoli en alusión a posibles sanciones.

La falta de concreción delata la división interna de la UE entre países partidarios de romper definitivamente con Gadafi (como Alemania y Francia) o los que defienden contemporizar (Italia) para evitar una crisis humanitaria y una supuesta avalancha de emigrantes hacia las fronteras europeas.

Los ministros de Interior de los países potencialmente afectados por la avalancha (Italia, España, Francia, Grecia, Chipre y Malta) se reunieron ayer en Roma para pedir una respuesta "europea" a la "masiva llegada de inmigrantes y solicitantes de asilo". Los ministros advierten, además, del riesgo terrorista que supone para Europa la desestabilización del Magreb.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad