martes, 12 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de febrero de 2011

Cinco Días

El BBVA estima que el paro no bajará del 20% hasta 2013 pese al avance del PIB

La moderada recuperación de la economía española será insuficiente para reducir la tasa de paro por debajo del 20% en los próximos dos años. El BBVA prevé que se cumplirán los objetivos de déficit, pero reclama que se completen las reformas en marcha.

Recuperación en curso, pero insuficiente. El servicio de estudios del BBVA presentó ayer su informe de coyuntura trimestral, Situación de España, que contempla un avance del PIB de nueve décimas para este año. Ese nivel sitúa a la entidad financiera en el rango optimista entre los centros de análisis privados, aunque aún lejos del 1,3% que espera el Gobierno. En cuanto a 2012, la actividad avanzaría un 1,9%.

Pero los autores del informe no creen que el aún tímido crecimiento económico sea suficiente para recortar de forma significativa la tasa de paro. De hecho, sitúan esta en el 20,6% de la población activa al cierre de este año, y todavía en el 20,1% en el próximo. Así, el desempleo, que alcanzó el 20,3% en la última EPA, seguirá afectando a uno de cada cinco trabajadores hasta 2013.

La entidad financiera coincide con el Banco de España al observar algunos síntomas de aceleración del crecimiento en estas primeras semanas de 2011, que servirían para llevar el crecimiento intertrimestral entre enero y marzo hasta las dos o tres décimas de PIB. Con todo, solo en el segundo semestre del año se observará una recuperación suficiente para crear alrededor de 100.000 empleos, que no impedirán una caída neta del 0,3% en el ejercicio. Con todo, la entidad financiera cree que se seguirán cumpliendo los objetivos de reducción del déficit público comprometidos con la zona euro, con lo que se llegaría al 3% del PIB dentro de dos años.

Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA, explicó ayer que los datos de los últimos trimestres están "notoriamente condicionados por los cambios en el tono de la política fiscal", marcada por el proceso de ajuste. Descontando ese efecto, la demanda interna "retomó la senda de recuperación en el último trimestre", aunque aún de manera lenta. Desde el BBVA prevén que esa tendencia se consolide durante este año, en el que, frente a un aumento de dos décimas en el consumo de los hogares, el de las administraciones públicas se contraerá un 0,6%, y la obra pública todavía caerá algo más de cuatro puntos porcentuales.

El informe destaca, además, "la sorprendente fortaleza que están mostrando los fundamentales de las exportaciones españolas", que han permitido a la demanda externa "soportar el crecimiento de la economía española". En el futuro más cercano, esa aportación se verá reforzada por las mejores perspectivas de la economía europea, un tipo de cambio menos apreciado y la "continuidad de ganancias de competitividad". Así, el sector exterior aportará 1,6 puntos al PIB de este año, frente a uno en 2010.

Los autores señalan la necesidad de "avanzar en la reforma laboral" aprobada el año pasado para rebajar desde el 2% el nivel mínimo de crecimiento que requiere la economía española para crear empleo. En ese sentido, califican de "especialmente alentador" que el Gobierno haya fijado una fecha límite para la reforma de la negociación colectiva.

Pensiones generosas

El servicio de estudios del BBVA considera que la reforma del sistema público de pensiones pactada por el Gobierno y los agentes sociales mejora sus perspectivas de sostenibilidad, aunque matiza que, en relación a países como Alemania, "el sistema español continúa siendo generoso".

Rafael Doménech, economista jefe para España y Europa de BBVA Research, explicó ayer que, "dadas las incertidumbres existentes en los próximos años sobre el comportamiento del empleo, la productividad y la demografía, es conveniente que la evaluación de la reforma se vaya haciendo desde su implantación". Eso significaría aplicar el factor de sostenibilidad (una corrección de las variables cuantitativas en función de la demografía, contemplada en el pacto) antes de la fecha prevista de 2027.

Salarios, productividad y poder adquisitivo
El BBVA se une a las tesis de Angela Merkel y el Banco de España: así, reclama una mayor relación entre salarios y productividad "que comience por reducir la importancia de la indización a la inflación" y por fomentar la negociación salarial a nivel de sector y empresa. "Cuando los salarios aumentan con la productividad real, y los beneficios empresariales lo hacen a la misma tasa, los precios se pueden mantener constantes y los trabajadores no pierden poder adquisitivo. Si crecen más que la productividad, solo pueden generar inflación o desempleo", advierte el servicio de estudios.


Las cifras
3,1% es el déficit corriente pre- visto para finales de 2011. La estimación respecto al año pasado llega al 4,6%.

1,6% es la aportación del sector exterior al PIB de este año. Supone una aceleración de seis décimas sobre 2010.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad