lunes, 23 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de diciembre de 2010

Cinco Días

Los expertos ven 2011 como otro 'annus horríbilis' para la vivienda

El desplome de ventas de casas registrado tras el verano, del 17,7% anual según el INE y del 26,3% según Fomento, hace pensar a los expertos en un 2011 muy complicado.

Durante el pasado mes de octubre se vendieron en España menos de 30.000 viviendas, en concreto solo 27.198, lo que representa la cifra más baja de la serie histórica de la estadística que elabora el INE desde 2007. Este volumen de transacciones es un 17,7% inferior al registrado en octubre del año pasado y casi un 25% menos que las ventas contabilizadas en septiembre. Todo un varapalo a las expectativas de mejora del mercado, después de los datos positivos con los que empezó este año.

Pero es que los números elaborados por el Ministerio de Fomento son igualmente dramáticos. Mientras la estadística del INE es de periodicidad mensual y se nutre de la información aportada por los registros de la propiedad, la del Ejecutivo es trimestral y se elabora con datos de los notarios.

Según esta última, en el tercer trimestre del año se vendieron en España 79.233, un 26,3% menos que en idéntico periodo de 2009 y un sobrecogedor 48,3% menos que en el trimestre anterior.

Los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de explicar esta debacle. Para el presidente de los promotores inmobiliarios, José Manuel Galindo, este frenazo era previsible por la inestabilidad de los mercados que genera desconfianza, el repunte del euríbor y el final del efecto fiscal por la subida del IVA del 7% al 8% para el caso de la vivienda de nueva construcción.

Otros analistas, sin embargo, minimizan la repercusión del IVA y sí anticipan que el final del ejercicio será mejor por las compras efectuadas con el objetivo de mantener la desgravación fiscal por compra de piso, que a partir de enero desaparece para rentas superiores a 24.000 euros.

Para el director de Residencial de Jones Lang LaSalle, Carlos Ferrer-Bonsoms, la única salida posible a esta situación es efectuar un mayor ajuste de precios que permita incrementar el número de ventas. "Los bancos han estado alejados de la realidad mucho tiempo, resistiéndose a bajar los precios, pero ahora ya no van a poder evitarlo porque en 2011 vencen grandes refinanciaciones de promotoras y van a tener que asumir una auténtica avalancha de activos en sus balances", advierte. En algunos casos sus carteras de activos tóxicos se duplicarán.

Los precios ya no volverán al nivel de 2007
La crisis en el mercado inmobiliario no es nueva. Hasta los promotores más optimistas llevan más de dos años hablando de una situación nunca antes vista, pero, aun así, bancos y particulares se resisten a bajar precios.

Desde Jones Lang LaSalle lo tienen claro: "Los precios de 2007 no van a volver. Si el barrio de Salamanca, el más caro de Madrid, alcanzó entonces los 8.000 euros el metro cuadrado, hoy no se vende casi nada por más de 4.500", asegura el director de Residencial Carlos Ferrer-Bonsoms. A las entidades les cuesta tener que asumir la pérdida en su cuenta de resultados y muchos particulares se ofenden cuando el comprador trata de lograr un precio mejor. "Pero, con las limitaciones actuales al crédito, la perspectiva de que la financiación cada vez será más cara y las malas expectativas económicas, no queda otra", recuerdan en esta consultora. "El encefalograma del sector será plano varios años", prevén.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad