martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

01 de julio de 2010

Cinco Días

El Gobierno mantendrá los 420 euros para parados que agoten la prestación

Los sindicatos inician movilizaciones de cara a la huelga

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó ayer que la renta de 420 euros durante seis meses para los parados con subsidio agotado seguirá en vigor, frente a las dudas que expresó la semana pasada el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. La renta asistencial a parados sin ingresos seguirá en vigor. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, garantizó ayer que no se va a eliminar la ayuda de 420 euros mensuales durante seis meses a los parados que hayan perdido la prestación o el subsidio. En declaraciones a Telecinco, Fernández de la Vega insistió en que el Ejecutivo "va a seguir manteniendo la protección social a las personas que están padeciendo las consecuencias más duras de la crisis". La vicepresidenta salía así al paso de las dudas sembradas la pasada semana por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que no descartaba completamente la retirada.

Además de su carácter asistencial, la renta aprobada en verano del año pasado, que ahora alcanza los 426 euros, tenía como objetivo la consecución de un empleo por parte de sus beneficiarios, gracias a su ligazón a itinerarios de formación. Sin embargo, sólo uno de cada cinco parados que la recibe encuentra hasta ahora empleo. En los primeros seis meses de su funcionamiento, apenas 82.000 de los 396.684 beneficiarios fueron contratados.

El Gobierno presupuestó 992 millones de euros para sufragar la medida, por la que se esperaba recolocar a todos los perceptores en un plazo de cuatro meses. Esa cantidad se hubiera quedado muy corta, de no ser porque se han acogido a la renta 200.000 personas menos de lo previsto, merced a la cláusula que excluye de la percepción a quienes ingresen más de 468 euros mensuales. Hasta el mes de marzo, 480.135 personas habían recibido la renta, entre ellas 28.000 que han agotado las ayudas y no cuentan ya con ninguna prestación.

La número dos lanzó "un mensaje de tranquilidad" al añadir que el Gobierno "está convencido de que lo que está haciendo es lo que hay que hacer". "Hoy sí que podemos decir que estamos en el camino, y que hay indicadores positivos que nos muestran que vamos a seguir avanzando", añadió Fernández de la Vega, quien reconoció que éste ha sido "un año difícil" para el Gobierno por la crisis económica.

Protestas

Por otra parte, los sindicatos Comisiones Obreras y UGT sugirieron ayer al Gobierno que busque alternativas a la reforma laboral "que no ahonden los efectos demoledores de la crisis en el empleo" y que, en cambio, estimulen el consumo interno, al que calificaron de base de la recuperación de la actividad económica del país.

Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, formularon estas declaraciones a las puertas de la fábrica de Airbus de Getafe (Madrid), donde encabezaron una asamblea de trabajadores, a quienes les explicaron los motivos de la convocatoria de la huelga general para el 29 de septiembre. Los sindicatos mayoritarios inauguraron así un periodo de 92 días de movilizaciones hasta la huelga general, que comenzó ayer con concentraciones en "entre 30 y 40" puntos de España, en los cuales se realizaron manifestaciones y asambleas sindicales.

Toxo dijo que la de ayer fue "la primera muestra de visibilidad del descontento de la sociedad y de los trabajadores", en el recorrido a la huelga general. Méndez, a su vez, afirmó que la posibilidad de que los trabajadores puedan encontrar un empleo "no va a depender de una reforma laboral", e insistió en que se necesita "mantener los niveles de consumo del país". Como parte de las movilizaciones, una cincuentena de trabajadores ocuparon ayer por la tarde temporalmente la sede de la patronal Fomento del Trabajo, en la Vía Laietana de Barcelona, en protesta por "el paro, la precariedad y la exclusión social creciente", informa Efe.

Por otro lado, Comisiones Obreras reclamó al Ministerio de Trabajo la "urgente" puesta en marcha de una mesa de negociación para estudiar la propuesta de jubilación a los 60 años en el sector de la construcción, indicó el sindicato.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad