lunes, 08 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

19 de mayo de 2010

Expansión.com

El INE confirma el aumento del PIB del 0,1% intertrimestral

El PIB crece pero se destruyen 652.000 empleos en un año

El avance del consumo y el mejor comportamiento de la inversión han ayudado a que la economía vuelva a crecer tras siete trimestres en negativo. Entre enero y marzo, el producto interior bruto (PIB) marcó un incremento del 0,1% frente al último trimestre del año pasado, según ha confirmado hoy el Instituto Nacional de Estadística. Esto no evitó que el PIB menguase un 1,3% en términos interanuales (tras el descenso del 3,1% del último trimestre de 2009) y que el empleo retrocediese el 3,6% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En concreto, el gasto en consumo marcó un incremento intertrimestral del 0,7%, tras el descenso del 0,2% del periodo octubre-diciembre de 2009, mientras que en comparación con el mismo trimestre del año pasado dejó de caer, algo que no ocurría desde 2008.

El gasto de los hogares, aunque todavía acumula una caída interanual del 0,6%, volvió a crecer entre enero y marzo con respecto al trimestre anterior, al avanzar un 0,5% -dos décimas más que en el cuarto trimestre de 2009-. En términos interanuales, marcó un incremento del 0,8% y no registraba tasas positivas desde el tercer trimestre de 2008.

Mientras, las Administraciones Públicas aceleraron su gasto, que aumentó un 1,5% interanual y creció el 1,4% en términos trimestrales. Estadística explica este avance del gasto público, entre otras cosas, en que se han producido más transferencias sociales de productos adquiridos por la Administración y suministrados a los hogares, como medicamentos, prótesis u otros productos relacionados con el cuidado de las personas.

En cuanto a los sectores productivos, la inversión en bienes de equipo atenúa en casi doce puntos su caída interanual, hasta el 2,5%, aunque registra de nuevo un retroceso trimestral -1,2%- tras dos periodos de subidas. Destaca el comportamiento de la construcción, que parece indicar que aún no ha terminado su ajuste. La formación bruta de capital fijo (inversión) en este sector marcó un retroceso 10,6% interanual, y aún mengua un 3,4% con respecto al último trimestre, la caída más brusca desde el último trimestre de 2008. El INE explica esta caída por el menor avance de las infraestructuras.

Además, hay inversiones que han dejado de caer como las destinadas a material de transporte, gracias, en buena parte, al fuerte aumento de la compra de flotas de coches de alquiler.

En total, la demanda nacional restó su aportación negativa al PIB, de -5,3 a -2,5 puntos, mientras la de la demanda exterior neta de la economía pasó de 2,2 a 1,2 puntos.

Por el lado de la oferta, el valor añadido bruto de todas las ramas de actividad, en términos agregados, se situó en terreno negativo. No obstante, la evolución de las ramas industriales y energéticas, tuvieron un comportamiento más favorable que en el trimestre precedente. Específicamente, la energía creció un 4,6% intertrimestral y un 0,3% interanual. Por su parte, la industria marcó un aumento del 2% intertrimestral y se contrajo un 3,7% interanual.

652.000 empleos menos
Según la Contabilidad Nacional publicada por el INE, pese a la salida de la recesión, la actividad siguió siendo muy débil como lo muestra la caída del empleo, que equivale a la destrucción de 652.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año. Es decir, un 3,6% menos.

Con estos datos, se deduce que la variación interanual de la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente pasa del 3,2% al 2,4%. Asimismo, el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada pasa del 2,8% al 1,5%.

La deflación, por ahora sólo un fantasma
Las estadísticas que ha publicado hoy el INE señalan que el deflactor del PIB, el indicador que mide la evolución de los precios de los bienes y servicios que produce la economía española, tuvo una subida del 0,4% en el primer trimestre respecto al anterior, seis décimas más que en el periodo octubre-diciembre y nuevamente positivo después de dos trimestres en negativo.

Este índice ahuyenta los temores de deflación, que reaparecieron la semana pasada tras marcar la inflación subyacente (los precios de la cesta de la compra sin alimentos frescos y energía) su primera tasa negativa en 24 años.

La recuperación tardará
Estos datos se conocen después de que el Banco de España y el propio INE (en un avance estadístico) ya anunciaran que España había abandonado la recesión (que técnicamente implica dos trimestres consecutivos con PIB negativo). Pese a que la economía ha cambiado de signo, se mantienen dos aspectos preocupantes: por un lado, el nuevo plan de ajuste del gasto público pasará factura al crecimiento (ayer lo reiteró la vicepresidenta segunda, Elena Salgado) y, por otro lado, las perspectivas de reactivación indican un comportamiento demasiado débil para crear empleo (el gran lastre actual). Los expertos calculan que el PIB debe crecer por encima del 1%-1,5% para crear puestos de trabajo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad