lunes, 16 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

06 de mayo de 2010

Expansión.com

Sarkozy y Merkel sí quieren ahora sanciones para los déficits excesivos

Carta abierta a una Europa en crisis. Los dos principales líderes de la Unión Europea remitieron ayer una misiva a los responsables del Consejo y de la Comisión Europea poniendo negro sobre blanco los problemas que ven en el Viejo Continente.

Incluso cuando en muchas ocasiones se contradicen con sus propias posiciones previas. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quieren defender al euro de “los ataques que está sufriendo”. Consideran, según desveló El Elíseo, que “es necesario no sólo responder a la crisis, sino tomar las medidas para que no se reproduzcan”, de cara a la reunión del Eurogrupo de hoy.

Para ello presentan una amplia panoplia de medidas, entre ellas “la mejora de la competitividad en los Estados”, que ahora irán acompañadas de “sanciones”, si no se cumplen. El presidente español fue severamente criticado por defender posiciones similares hace cinco meses. La carta en cuestión también pide mayor control sobre las agencias de calificación.

El comienzo del escrito insiste en la necesidad de reforzar el “buen gobierno económico de la zona euro”, lo que implica una mejora de la vigilancia presupuestaria con “sanciones más eficaces por déficit excesivo, la ampliación de esta vigilancia a temas estructurales y de competitividad, y a los desequilibrios, junto al envío de recomendaciones”.

Datos fiables
Para el futuro, los líderes de los países que obligaron a relajar las exigencias del Pacto de Estabilidad de la UE prevén la creación de un marco para la resolución de crisis. Piden un reforzamiento de la calidad de las estadísticas, ya que “la ausencia de fiabilidad de las estadísticas griegas explica parte de la desconfianza actual de los mercados”.

Los dos dirigentes también se olvidan de decir que ellos mismos se opusieron frontalmente a una demanda de la Comisión en ese sentido, hace unos años. Ahora piden, “de manera urgente”, que se instauren poderes de investigación para Eurostat. En cualquier caso, aseguran respetar el principio de responsabilidad presupuestaria de cada país.

Los dos líderes europeos consideran, además, “indispensable” reforzar la regulación de los mercados financieros, ya que su reacción ha provocado movimientos de gran amplitud en los tipos de interés y contra las deudas de algunos países, “sin ninguna relación con su situación real”.

Consideran que es necesario conocer las posiciones de los actores en los mercados, contra la deuda pública de algunos Estados. O reclaman que se instauren cámaras de compensación para poder conocer las transacciones realizadas con productos derivados. Estiman que es imperativo desanimar la especulación, con medidas para los productos derivados.

El eje francoalemán también insta a que se refuerce la competencia en el mercado de las agencias de calificación de deuda como una de las medidas destinadas a evitar que se repitan crisis como la de Grecia. “La Comisión Europea debería plantearse formular propuestas para reforzar la competencia en el mercado de la calificación del crédito”. A fin de cuentas, los líderes europeos tratan hoy de atajar la pérdida de credibilidad de varios de sus socios.

Puntilla eslovaca
Los jefes de Estado de la zona del euro celebrarán hoy una reunión extraordinaria en Bruselas, con la que pretenden disipar toda duda sobre la viabilidad del plan de ayuda financiera a Grecia y la capacidad de Europa para evitar un contagio desastroso de la crisis. De momento, los mercados se han mostrado muy escépticos con la concreción del programa.

La cumbre fue convocada por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el mismo día en que los ministros del Eurogrupo se pusieron de acuerdo en el paquete de préstamos bilaterales. De momento, Eslovaquia es el único de los Dieciséis donde el trámite nacional de aprobación de préstamo ha tropezado.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad