viernes, 20 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

21 de abril de 2010

Expansión.com

El temor a la morosidad enfría los préstamos directos del ICO

La banca ya ha hecho sus cábalas acerca de la repercusión que tendrán los préstamos directos con que los que el Gobierno pretende apagar la sed financiera de las pequeñas y medianas empresas.

Según los cálculos internos que manejan las entidades que se han prestado a colaborar con el organismo público, la manguera alcanzará este año a 30.000 sociedades, un balance que despierta tanto luces como sombras.


La baza a favor es que tan sólo una institución –en este caso el Instituto de Crédito Oficial (ICO)– otorgará, según estimaciones del sector, la mitad de préstamos que concedió la red privada durante el año pasado a este colectivo, un balance que tildan de positivo.

En el lado de las cruces, el sector coincide con los temores que ayer expresó el ex ministro económico, Carlos Solchaga, quien advirtió del riesgo de que crezcan los registros de impagados debido a esta política de grifos abiertos para todos.

Como adelantó EXPANSIÓN el pasado nueve de abril, el organismo público planea pasar por alto las pequeñas moras que arrastran las pymes, de forma que una sola huella –o incluso dos– en un registro de morosos no invalidará a los candidatos para beneficiarse de la ayuda pública. “Existe el peligro de que aparezcan ahí a pedir créditos los que tienen un mayor riesgo”, alertaba Solchaga desde un acto informativo organizado por Vanity Fair.

Pero las críticas no sólo arrecian desde el tejado socialista. El sector financiero no es ajeno al alto coste político y económico que se juega el Ejecutivo con esta nueva apuesta. Cabe recordar que el ICO se ha comprometido a asumir el 100% del riesgo de los préstamos concedidos, y que alcanzarán hasta los 200.000 euros en ayuda por solicitante.

En este sentido, el sector financiero recuerda que el 30% de los créditos que conceden anualmente bancos y cajas son “irregulares”, es decir, su cobro depende principalmente de la capacidad de presión que ejerza sobre el cliente el banco en cuestión. Esto, trasladado al ICO, con muchos menos recursos y personal, se podría traducir en una hoguera peligrosa.

Claro que, en este juego de malabares abierto, bancos y cajas no tienen nada que perder. A expensas de que el Ejecutivo concrete los criterios de colaboración con los dos gigantes financieros que servirán de correa de estas ayudas, todo apunta a que su intervención se resumirá en una operación de jaque mate. Es decir, negociarán con el ICO su cuota de participación en los intereses de los préstamos, pero no tendrán ninguna responsabilidad en caso de impagos.

El cobro del 30% de créditos y préstamos depende del 'buen hacer' de las entidades financieras
Miedo a enseñar
Pese a su cómoda posición, la banca no se llama a engaños. Las entidades de implantación nacional que presumiblemente colaborarán con el ICO no ocultan que pecan de optimismo quienes esperan una avalancha de solicitudes por parte de las pymes. Arguyen que es muy difícil que una empresa se decida a desnudarse, en términos contables, ante una entidad pública que mirará con lupa los ejercicios contables de años pasados y su estructura financiera. Así, estiman que este simple recelo presionará de por sí a la baja la lista de quienes se animen a solicitar un préstamo público.

Cabe recordar que hay más de 300.000 pymes que se han visto privado de la financiación desde el comienzo de la crisis. Si se cumple el cálculo de la banca, sólo el 10% podrá cambiar esta situación.

Piden un Plan 2000E de rehabilitación
La CEOE considera que los estímulos fiscales a la rehabilitación de viviendas aprobado por el Gobierno no son suficientes ni actuarán con la rapidez que el sector necesita, por lo que trasladó ayer al Ejecutivo una propuesta para poner en marcha un plan de choque, similar al Plan 2000E del sector del automóvil, en forma de subvención de entre el 15% y el 20% de las obras.

Este “incentivo directo” contaría con una vigencia anual prorrogable, y se incluye en La reactivación de la economía a través del cambio en la reforma y en la rehabilitación de edificios, que CEOE trasladó a la ministra de Vivienda. Los empresarios piden que se mantengan las actuales deducciones fiscales en el IRPF por la reforma de la vivienda habitual más allá de 2012. El documento demanda, entre otras propuestas, aplicar el tipo superreducido (4%) del IVA al mantenimiento de edificios.

El guión
El Consejo de Ministros dio luz verde el pasado nueve de abril a que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) otorgue préstamos directos a empresas, con cobertura de riesgo del 100%.

Vigencia prevista
La capacidad de préstamo directo del ICO estará vigente este año y el siguiente, y se espera que el operativo esté en marcha antes del 15 de junio.

Beneficiarios
El Ejecutivo tiene que hacer público el perfil de empresas llamadas a beneficiarse de esta ayuda. Pero el ICO planea exigirles entre un año y año y medio de antigüedad. Además no penalizará a quienes sufran leves moras.

Los contras
Pese a que se darán préstamos de hasta 200.000 euros, el ICO ha podido testar que las pymes y autónomos necesitan entre 40.000 y 48.000 euros de media.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad