jueves, 22 de febrero de 2018

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de febrero de 2018

Expansion.com

Las empresas europeas siguen muy confiadas en un Brexit suave

Los empresarios españoles son los que prevén un mayor impacto negativo en su facturación tras la salida de Reino Unido de la UE, aunque el sector financiero es el mejor preparado de Europa.

Las empresas europeas se muestran convencidas de que Reino Unido acabará firmando una salida de la Unión Europea amistosa (lo que se conoce como un Brexit suave), aunque las negociaciones entre Londres y Bruselas parecen cada vez más encalladas y resulta difícil predecir cómo van a acabar.

El optimismo de los empresarios ante el complejo entramado del Brexit es una de las conclusiones que aparecen en el informe realizado por FTI Consulting entre 2.500 empresas europeas de Reino Unido, España, Francia y Alemania. Este sentimiento contrasta con la imagen que los políticos europeos y británicos están dando. El viernes, un nuevo rifirrafe entre Michel Barnier, negociador jefe de la UE, y David Davis, ministro del Brexit de Reino Unido, puso en evidencia lo lejanas que están todavía las posturas en torno a temas clave como la situación de los europeos en suelo británico después de la fecha oficial del Brexit, en marzo de 2019.

Mientras Reino Unido apuesta públicamente por un Brexit duro -fuera del mercado común y con control de sus fronteras para reducir el número de inmigrantes-, los empresarios siguen pensando que una solución pactada y favorable para los intereses empresariales será la que finalmente se firme. El 75% de las compañías confía en que antes de junio de 2018 la relación entre Reino Unido y la UE quedará establecida, lo que dará al menos nueve meses de margen para organizar los cambios que sean necesarios.

Periodo de transición

Reino Unido quiere, además, firmar un periodo transitorio de al menos dos años, hasta marzo de 2021, para ayudar a las empresas a hacer la transición. Este aspecto debe ser aprobado por Bruselas que, de momento, ha indicado que es algo que hay que negociar. El pasado viernes, Barnier amenazó también con vetar esta posibilidad si Reino Unido no acepta flexibilizar su política migratoria.

En general, las empresas consideran que el Brexit no tendrá un fuerte impacto negativo en su negocio. Un 66% anticipa un aumento de la facturación en los doce meses siguientes a la salida de Reino Unido de la UE, mientras que solo un 12% prevé una dismunución del negocio. En este sentido, las compañías españolas son las más pesimistas, ya que un 15%cree que su negocio puede caer como consecuencia del Brexit. En términos de plantillas, solo un 10% de las empresas considera que su fuerza laboral se reducirá debido al Brexit.

Parte de las razones de este optimismo generalizado se deben a que el 65% de los empresarios considera que Reino Unido mantedrá el acceso al mercado comunitario sin tener que pagar aranceles en los bienes, algo que también se ha puesto en entredicho tras las últimas reuniones celebradas entre Bruselas y Londres. Reino Unido quiere estar dentro de la unión aduanera, pero mantener negociaciones con terceros países para firmar con ellos acuerdos bilaterales, algo que la UE no va a permitir.

Deberes

Pase lo que pase con el Brexit, parece que las empresas europeas han hecho bien sus deberes. El 68% de las organizaciones asegura tener todo preparado para afrontar el impacto que esta decisión británica pueda tener en sus negocios. El 85% de las empresas consultadas para este informe indica que tienen ya establecidas estructuras específicas para dar respuesta al Brexit, una cifra que en España se sitúa en el 84%. A poco más de un año de que se tome la decisión definitiva, la mayor parte de las empresas considera que va a haber Brexit, a pesar de que aumentan las voces en ReinoUnido pidiendo un segundo referéndum que permita a los británicos valorar los efectos económicos que va a provocar. Un 72% de las empresas francesas están convencidas de que habrá salida de la UE, mientras que este porcentaje baja al 65% en el caso de las empresas españolas.
El sector financiero español, a la cabeza

Los servicios financieros españoles aparecen como los más preparados para lidiar con los cambios que exija el Brexit, según el informe de la consultora FTI Consulting. Un 70% de las empresas españolas de este sector aseguró que tiene un equipo totalmente preparado para manejarse en el escenario de la salida de Reino Unido de la UE. En Francia, este porcentaje ascendía al 51%, en Alemania al 55% y en Reino Unido, al 57%. En España, un 34% adicional de las empresas explicaba que estaba parcialmente preparada. Sin embargo, el optimismo es diferente a uno y otro lado del Canal de la Mancha a la hora de valorar el futuro de los pasaportes bancarios, un tema clave del que depende el futuro de la City y que permite a los bancos británicos operar desde Londres en el Viejo Continente. El 71% de las entidades británicas cree que mantendrá estos pasaportes, mientras que este porcentaje se reduce al 59% si se pregunta a los empresarios alemanes y al 56% si se cuestiona a los españoles. Las empresas españolas del sector manufacturero también se consideran totalmente preparadas para afrontar el Brexit, ya que el 53% de los encuestados dice tenerlo todo bajo control. El dato contrasta con el 43% de las empresas británicas de este sector, o el 39% de las compañías alemanas. España es también uno de los países que más personas está destinando al Brexit dentro de las empresas. Un 20% de las corporaciones tiene equipos de más de 10 personas analizando los efectos y consecuencias que puede tener la salida del Reino Unido de la UE.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad