sábado, 23 de septiembre de 2017

Noticias

Buscar

Restaurar

11 de septiembre de 2017

Expansion.com

ING advierte: proporcionalmente, la secesión de Cataluña "sería peor a nivel económico que el Brexit"

Ante el desafío catalán es para muchos inevitable mirar al norte y comparar, salvando las distancias, su hipotética independencia con la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Según el economista de ING Geoffrey Minne , esta posible separación entre España y Cataluña sumiría a la región en un largo periodo de incertidumbre y podría acarrearle, a nivel económico, efectos negativos que "excederían, proporcionalmente, los del Brexit para Reino Unido".

Minne se muestra convencido de que este 'Catalexit', así denominado por la entidad en el informe "Cataluña: el coste de estar solo", reduciría drásticamente y de manera inmediata el consumo de los hogares catalanes, ya que la preocupación que muestra un 62% de ellos sobre el futuro fuera de nuestro país, según los últimos sondeos, les haría contener su gasto y optar por el ahorro. Además, la entidad señala que "si esta prevención trasmuta en pánico impactaría también en el sector bancario", aunque no ahondan en las posibles consecuencias en este aspecto.

Esta inquietud también afectaría a los inversores extranjeros que, ante la percepción de inestabilidad política, elegirían otras localizaciones en las que hacer negocios. Una circunstancia que, bajo el punto de vista de ING, no incidiría tanto sobre el comportamiento de los inversores locales.

Además, hay que tener presente que tras dejar de formar parte de España, Cataluña abandonaría inmediatamente el mercado único europeo, lo que afectaría a muchas empresas locales y repercutiría, de nuevo, en el planteamiento de la estrategia de las firmas extranjeras. La Comunidad Autónoma tiene un enorme grado de dependencia de la UE que, según los cálculos expuestos por la entidad, fue origen de un 70% de sus inversiones extranjeras y destino de un 65% de sus exportaciones en los últimos tres años.

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, ING vaticina que, construir la hipotética República Catalana "se convierte en un proyecto muy caro" en el que, además, "la mayor parte de los costes que podrían recortarse dependen de la buena voluntad de los gobiernos europeos (incluido el español)". Por ese motivo, señalan que, aunque resulta complicado evaluar las consecuencias reales un hecho sin precedentes como este, "a largo plazo imaginamos que el perjuicio económico de la secesión para Cataluña podría superar, proporcionalmente, el que la salida de la UE supondrá para los británicos".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad