jueves, 23 de noviembre de 2017

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de julio de 2017

Expansion.com

La OPEP dispara el bombeo de crudo y dinamita el pacto petrolero

Libia y Nigeria lideran los incrementos de oferta petrolera por la mejora de sus conflictos, pero Angola, Irak y Arabia Saudí también la elevan.

Si la creciente producción de petróleo por fracking en Estados Unidos y la ralentización de la demanda en China habían puesto a prueba el pacto petrolero firmado por la OPEP el año pasado, al prolongar el exceso de suministro en el mercado, la falta de compromiso de Rusia y el incremento de la producción por parte del propio cártel están terminando por dinamitar el acuerdo desde dentro. De hecho, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) incrementó su bombeo en 393.500 barriles al día en junio respecto al mes anterior. Esta cifra, sumada a los 243.000 barriles al día reintroducidos en mayo, supone revertir más de la mitad del ajuste acordado en noviembre de 2016.

Libia y Nigeria han sido los países que más han impulsado la producción este último mes, sumando 127.000 y 96.700 barriles al día, respectivamente, gracias al alivio producido en sus respectivos conflictos internos. Hay que destacar que ambos países estaban exentos de cumplir el acuerdo, ya que sus economías se encontraban muy debilitadas y la producción se había visto muy afectada por los ataques de los distintos grupos armados. Sin embargo, las restricciones de ambos países habían servido de colchón para compensar los excesos de otros países, llevando a que la OPEP cumpliera con el ajuste, en conjunto. Y, además, estos no han sido los únicos países en elevar su bombeo, ya que Angola lo ha incrementado en otros 66.000 barriles, seguida de Irán (60.600) y Arabia Saudí (51.300). En cambio, Venezuela encabeza los incrementos de producción, aunque lo hace a ritmos mucho menores (13.600 barriles al día).

Los datos de Arabia Saudí son doblemente significativos, ya que se trata de la primera vez en la que Riad comunica a la OPEP que ha rebasado el límite impuesto por el acuerdo. En concreto, Arabia Saudí dijo haber producido 10,07 millones de barriles al día en junio, 70.000 más de lo permitido. Aunque esta cifra no se corresponde con la observada por la OPEP (y que es la que se utiliza para verificar el cumplimiento del acuerdo), supone toda una declaración de intenciones que puede llevar a rebajar el nivel de cumplimiento por parte de otros. Esto se debe a que el país es el principal exportador global y, si decide abrir el grifo, es muy difícil que otros petroestados puedan reimpulsar los precios. De hecho, Riad se había esforzado por mostrar un elevado grado de cumplimiento desde el primer mes de vigencia del acuerdo, en enero, con el objetivo de servir de ejemplo para otros países y despejar la incertidumbre; ahora, los datos pueden surtir el efecto contrario.

Rusia y Estados Unidos

Además, estos datos se publican sólo una semana después de que Rusia se negara, de acuerdo con fuentes gubernamentales, a profundizar en los recortes de oferta, tal como habían sugerido varios países de la OPEP, porque eso "enviaría una señal equivocada al mercado". Sin embargo, esta medida parece cada vez más necesaria, ya que el resurgimiento de la perforación hidráulica en Estados Unidos está consiguiendo anular el efecto del pacto actual. De hecho, el gigante americano ha incrementado su producción en casi un millón de barriles el último año, acercándose a máximos históricos, frente a un ajuste de cerca de 700.000 barriles en la OPEP. Además, el cártel prevé que el crecimiento de la demanda se modere todavía más el próximo año, con un avance de 1,26 millones de barriles al año. Aunque este dato es prácticamente idéntico al que apunta para este año (1,27 millones), hay que recordar que esta cifra ya está muy por debajo de la media histórica.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad